Lección 1- MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

RESEÑA

La admiración y el asombro son esenciales para una vida plena. Al leer el relato de la creación en Génesis, capítulos 1 y 2, quedamos cautivados al ver que Dios trae el cosmos a la existencia con su palabra. Luego, lo vemos concentrado formando a la humanidad con sus propias manos y haciendo al hombre y a la mujer a su imagen. Nos quedamos admirados y asombrados ante el misterio de la Creación. Al igual que el salmista, declaramos: “Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?” (Sal. 8:3, 4).
En esta lección, nos asombramos ante el carácter del Creador y apreciamos su creación terminada. En cambio, lloramos por los resultados de nuestra relación fragmentada con Dios y la naturaleza. Esta lección nos desafía a ser mayordomos de la obra de Dios cuando él nos llama a una existencia de amor, compasión y mayordomía en este mundo fragmentado.

Objetivo del maestro:
• Al enseñar la lección de esta semana, explora de qué modo nuestro énfasis en la admiración de la creación de Dios y nuestro llamado a cuidar la Tierra y todo lo que hay en ella afecta nuestros actos y actitudes.

COMENTARIO Ilustraciones
Sir Isaac Newton tenía un amigo ateo. Como el amigo no creía en Dios, prefería asumir la postura de que el universo surgió por casualidad. Un día, cuando el amigo de Newton fue a visitarlo, Newton le mostró un modelo del sistema solar. El Sol, los planetas y las lunas estaban en su debido lugar. Los tamaños de las esferas planetarias y lunares eran proporcionales y giraron alrededor del Sol a su velocidad relativa. El ateo quedó impresionado con el modelo.
–Es intrigante –dijo–; ¿quién lo hizo?
–Nadie –dijo Newton–. Apareció por casualidad.1
Texto bíblico: Albert Einstein hizo la siguiente reflexión: “Quien ya no puede detenerse para admirar y quedarse atónito está casi muerto: tiene los ojos cerrados”.2 Las glorias de la creación claramente apuntan a un Creador inteligente:
“Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera” (Gén. 1:31).
La humanidad es parte de la creación perfecta de Dios (Gén. 1:31). Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza” (Gén. 1:26). Para analizar en clase: ¿Qué significa estar hecho a imagen de Dios?
“Cuando Ada´n salio´ de las manos del Creador, llevaba en su naturaleza fi´sica, mental y espiritual la semejanza de su Hacedor” (Ed 15; énfasis añadido). La imagen de Dios en la humanidad también se refleja en Génesis 1:28: “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra”. Dios puede crear; y él le ha dado algo de esta habilidad a la humanidad.

Para reflexionar

Aquí hay un ejemplo de cuán bueno es “bueno en gran manera”: “Si Adán, en su creación, no hubiera sido dotado con una fuerza vital veinte veces mayor que la que tienen los hombres actualmente, la raza humana, con sus hábitos actuales de vida en violación de la ley natural, se habría extinguido” (TI 1:155; énfasis añadido).
No sabemos exactamente a qué se refería Elena de White cuando mencionó la “fuerza vital”. Algunos científicos han sugerido que parte de la respuesta podría encontrarse en las “centrales eléctricas” u orgánulos que producen energía en la estructura celular de los seres vivos. Estas “centrales eléctricas” se llaman mitocondrias. Cuantas más mitocondrias haya en tu cuerpo, más energía tendrás.
Las investigaciones han demostrado que los atletas de alto rendimiento tienen más del doble (200 % más) de estas “centrales eléctricas” de mitocondrias que los que no son atletas. Cuando se midió la energía en estos atletas, se encontró que tenían alrededor de un 25 por ciento más de energía.3
Adán tuvo veinte veces (2.000 %) más fuerza vital que la gente en la actualidad. Si el incremento de las mitocondrias está relacionado con un aumento en la “fuerza vital”, eso podría significar que Adán tuvo veinte veces (2.000 %) más mitocondrias que la persona promedio de hoy. ¿Te imaginas cómo sería estar en la presencia de Adán? ¡Es probable que pudieras sentir la energía que emanaba de él!
Adán y Eva no solo estaban dotados de una gran fuerza vital, sino también aprendimos que: “Cuando Ada´n salio´ de las manos de su Creador era de noble talla y hermosamente sime´trico. Era bien proporcionado y su estatura era un poco ma´s del doble de la de los hombres que hoy habitan la Tierra” (HR 21). Cuando Dios dice que su creación es “buena en gran manera”, ¡es MUY buena!

Para reflexionar

Texto bíblico: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree [gobierne] [...] en toda la tierra” (Gen. 1:26). “Y los bendijo Dios, y les dijo: [...] señoread [gobernad] [...] en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (vers. 28). “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara [cultivara] y lo guardase [cuidase]” (Gen. 2:15).
El dominio o la autoridad sobre las criaturas de Dios y la Tierra es parte de estar hecho a imagen de Dios. Dios posee la Tierra (Sal. 24:1) y la gobierna, y nosotros somos sus administradores, los mayordomos de su Tierra y de sus criaturas. Curiosamente, ¡el Soberano hizo que los seres humanos fuesen cogobernantes juntamente con él!
No solo todos los seres humanos están ligados entre sí; toda la creación está conectada. Dios mismo está vinculado a sus criaturas. (Ver Hech. 17:24- 26.) Reflexiona en las similitudes bíblicas que unen estrechamente a los seres humanos y los animales. Tanto los seres humanos como los animales (los textos se refieren a todas las criaturas vivientes, a menos que se indique lo contrario):

¿Cuál es la relación entre tu teología y tu ecología?6 ¿Qué abarca nuestra mayordomía de “toda la tierra”? La forma en que cuidas el medio ambiente y toda la creación, y también el hecho de ser “guarda de tu hermano” (Gén. 4:9), ¿cómo afecta tu estilo de vida y tu ministerio? Que los miembros de la clase compartan lo que ya están haciendo en relación con estas importantes verdades.

APLICACIÓN A LA VIDA
Recuerda que el propósito de una clase de Escuela Sabática no es quedarse sentados analizando cuestiones históricas y teológicas fascinantes. En esta lección, hemos observado que el pecado arruinó las relaciones que Dios originalmente había pensado para nosotros. Pero todavía tenemos un papel que desempeñar como mayordomos de la bondad de la creación y como guardianes de nuestros semejantes. Con eso en mente:


Referencias 1 Ministry, Nº 127. En línea: http://ministry127.com/resources/illustration/sir-isaac-newton 2 En línea: https://www.brainyquote.com/quotes/quotes/a/alberteins121255.html 3 “Structure and Number of Mitochondria May Help Determine Muscle Endurance Research Shows”, 2 de noviembre de 2016. Publicación de la Facultad de Ciencias de la Salud de la University of Southern Denmark. 4 Si bien no hay un texto bíblico que diga que las criaturas marinas fueron creadas de la tierra, las criaturas marinas y las aves fueron creadas el mismo día: “Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno” (Gén. 1:21). Hay dos opciones: Las criaturas marinas fueron creadas ex nihilo o de la tierra. Debido a que las criaturas marinas y las aves, como todas las criaturas vivientes, regresan a la tierra cuando mueren, podemos suponer que fueron creadas de la tierra, aunque la creación ex nihilo es posible. 5 Adaptado de Jo Ann Davidson, “Who Cares? Environmental Ethics and the Christian”, The Adventist Review (25 de junio de 2009), pp. 51-54. 6 Adaptado de una declaración hecha por Jo Ann M. Davidson: “Debemos unir nuestra teología con nuestra ecología”.