Lección 5- MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

TEXTO CLAVE: ROMANOS 1:8.

ENSEÑA A TU CLASE A:


BOSQUEJO DE LA LECCIÓN:

I. Saber: Los pasos en la formación de Saulo

II. Sentir: La receptividad y la obediencia de Saulo

III. Hacer: Servir a Dios resueltamente

Resumen: La transformación del más vehemente perseguidor del cristianismo en su defensor más apasionado ilustra que el cambio total está disponible para todos nosotros.

 

CICLO DE APRENDIZAJE

Textos destacados: Gálatas 1:1; 1 Corintios 9:1.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Pablo era un hombre de mucha fe, seguridad y valor a causa de su compromiso incondicional con Jesús, a quien Pablo encontró camino a Damasco. Ese solo incidente tuvo un impacto permanente en la vida de Pablo. Hizo de Pablo un mensajero valiente y lleno del Espíritu. Por eso Pablo pudo escribir con confianza, a la iglesia de Corinto, sobre la Fuente de su fortaleza en medio del conflicto: “¿No soy apóstol? ¿No soy libre? ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra en el Señor?” (1 Cor. 9:1). La lección de hoy nos muestra que nuestra confianza y valor cristianos solo provienen de nuestra obediencia al llamado a ser discípulos de Jesús.

1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Pablo se autodescribió como “el más pequeño de los apóstoles” (1 Cor. 15:9). Pero nadie fue tan influyente como Pablo al llevar las buenas nuevas de Jesús al mundo. Este “más pequeño de los apóstoles” cruzó la mayoría de las fronteras para difundir el evangelio, estableció la mayoría de las iglesias y escribió la mayoría de los textos sobre teología cristiana. Pablo describe su llamado como “no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre” (Gál. 1:1). Fue Jesús quien, al confrontar a Pablo camino a Damasco, cambió su vida para siempre. El proceso de formación de ese gran apóstol es el centro de nuestra lección de hoy.

Preguntas para analizar: A pesar de que Pablo se destacó en tantas áreas de la vida y el servicio, ¿por qué se describió a sí mismo como “menos que el más pequeño de todos los santos” (Efe. 3:8)? ¿Qué papel desempeña la humildad en ser seguidores y testigos eficaces de Jesús? Piensa en alguien que te haya dejado una impresión indeleble. ¿En qué medida eres una mejor persona a causa de ello?

2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Cuando Cristo se revelo´ a Pablo y este estuvo convencido de que estaba persiguiendo a Jesu´s en la persona de sus santos, acepto´ la verdad tal como es en Jesu´s. Un poder transformador se manifestó en su mente y su carácter, y llego´ a ser un hombre nuevo en Cristo Jesu´s. Recibio´ la verdad tan plenamente que ni la Tierra ni el infierno pudieron sacudir su fe” (MS 1:406).

Comentario de la Biblia

I. Saulo el perseguidor
(Repasa, con tu clase, Hech. 7:58; 8:1, 3; 26:9-11.)

Las primeras cuatro referencias a Saulo en Hechos definen su vida como un perseguidor de los cristianos primitivos. En la primera referencia, Saulo está de pie cuidando la ropa de los hombres que llevaron a Esteban a la muerte (Hech. 7:58). La segunda, en Hechos 8:1, registra que Saulo dio su consentimiento para la muerte de Esteban, hecho que hizo que lo eligieran “miembro del Sanedrín” (HAp 84). El afán de poder a menudo comienza con una transigencia silenciosa y luego avanza rápidamente hasta abrazar la senda de la autopromoción. Un acto de maldad lleva a otro acto aún más atrevido. Cada acto de maldad, paso a paso, lleva a vender la conciencia al mejor postor. La tercera, en Hechos 8:3, Saulo realiza su jugada diabólica en Jerusalén: “Asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel”. La cuarta, Hechos 9:1, muestra que Jerusalén no era suficiente para satisfacer la opresión del joven fariseo hacia los creyentes. El celo de Pablo por erradicar la iglesia lo impulsa a ir a Damasco, donde vivía un grupo numeroso de seguidores de Jesús. Su misión de muerte tiene ahora el sello del sumo sacerdote de Jerusalén (Hech. 9:1). “Durante algu´n tiempo fue un poderoso instrumento en manos de Satana´s para proseguir su rebelión contra el Hijo de Dios” (HAp 82). Luego ocurrió esa visión enceguecedora camino a Damasco.

Considera: Gamaliel era un fariseo prominente y un reconocido maestro del judaísmo. Fue Gamaliel quien disuadió a los fariseos de su plan para matar a los apóstoles, con su sano consejo de que si la obra del cristianismo “es de Dios, no la podréis destruir” (Hech. 5:39). Saulo fue un alumno brillante de Gamaliel. Entonces, ¿qué hizo que Saulo fuera en contra del consejo de su maestro y prosiguiera su misión de muerte contra los cristianos?

II. Saulo el converso
(Repasa, con tu clase, Hech. 9:1-19; 22:1-10; 26:12-18.)

Cuando Dios necesita a alguien para cumplir con una misión, busca a su elegido. Así, tenemos a Abraham, que salió de Ur; a Moisés en el desierto; a Daniel en Babilonia; a Ester en Medopersia; al Bautista en el desierto; a Pedro el pescador de Galilea. Y a Saulo de Tarso. La conversión de Saulo, de ser el destructor del cristianismo a ser su principal evangelista y misionero mundial, es de excepcional importancia. El encuentro con Jesús y la visión enceguecedora en el camino cerca de Damasco transformaron a Saulo: de enemigo mortal del cristianismo en su principal defensor. El camino de Damasco dejó de ser un camino de muerte para convertirse en una cita con el Jesús resucitado. “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”, se escuchó la voz del cielo (Hech. 9:4). “¿Quién eres, Señor?”, quiso saber el perseguidor (Hech. 9:5). La respuesta asombró a Saulo: “Yo soy Jesús” (Hech. 9:5). Jesús es siempre el Interruptor en la vida humana: desde la vida de Nicodemo el fariseo, pasando por Jairo el dirigente de la sinagoga, la viuda de Naín, la mujer anónima en el pozo samaritano, el centurión con un siervo enfermo, Lázaro y sus hermanas, Simón el leproso, Anás y Caifás, Herodes y Pilato, hasta la vida de Saulo y muchos otros. Bendito es el que se somete a esa interrupción divina. Saulo se rindió a Jesús al hacerle la pregunta más importante de su vida: “Señor, ¿qué quieres que yo haga?” (Hech. 9:6). La conversión de Saulo había terminado, y en Damasco recibiría información sobre su futuro.

Considera: El Jesús resucitado le hizo a Saulo una pregunta puntual: “¿Por qué me persigues?” (Hech. 9:4). La implicación de la pregunta abarca mucho: cualquier actividad que se realice o cualquier palabra dicha en contra de una persona para menoscabarla Jesús considera que se hicieron contra él. ¿En qué medida la pregunta que Jesús le hizo a Saulo orienta la dimensión relacional de tu vida?

III. Saulo el apóstol
(Repasa, con tu clase, Hech. 9:26-30; 26:12-19.)

La transformación de Saulo, de ser el perseguidor más temido de la iglesia a convertirse en su defensor más apasionado, es una historia sin precedentes. Lo que sucedió después del encuentro camino a Damasco con Jesús se puede recoger de los relatos de Hechos 9 y Gálatas 1:15 al 24:

Considera: La sangre de los mártires es la semilla de la iglesia. Tómate unos minutos para analizar cómo el martirio de Esteban y la persecución resultante ayudaron a facilitar el mayor crecimiento de la iglesia primitiva. Lección 5 // Material auxiliar para el maestro 64 3: ¡Aplica! Solo para los maestros: En el libro de Hechos, Lucas usa 25 veces el nombre “Saulo” y 129 veces el nombre “Pablo”. ¿Cuál es el significado de los dos nombres? El apóstol mismo da una pista en Hechos 26:14: “Oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” Como fariseo, Saulo era muy versado en hebreo (o su forma más común, arameo), y en ese idioma su nombre era Saulo. Pero, su nombre latino es Pablo. Dado que fue llamado a ser apóstol de los gentiles, muchos de los cuales hablaban griego y latín, parece que el apóstol prefirió adoptar un nombre latino. El apóstol era un experto en contextualización: “Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos” (1 Cor. 9:22). Pregunta para reflexionar: ¿Cuáles son algunas de las formas en que podemos contextualizar la predicación del evangelio? 4: ¡Crea! Solo para los maestros: Después de narrar la historia de su conversión ante el rey Agripa, Pablo expuso el imperioso lema de su vida desde la experiencia que tuvo camino a Damasco: “No fui rebelde a la visión celestial” (Hech. 26:19). Esta frase breve incluye toda la vida, el testimonio y el martirio del gran apóstol. Alienta a los alumnos a contar o escribir una sola declaración que resuma su vida y su propósito como cristianos.