CAPÍTULO 5

MAYORDOMOS REINTEGRADOS

Hace muchos años, durante la Gran Depresión los años '30. un joven pastor golpeó a la puerta de un granjero en Nueva Gales del Sur. Australia El granjero. Dave Oliver. abrió la puerta y se quedó mirando sorprendido al visitante. Dave estaba seguro de que este hombre era el que había visto en un sueño unos días antes. Invitó al pastor a que pasara.

El pastor les ofreció estudios bíblicos a Dave y a su esposa. Dora, y ellos accedieron. Hasta ese momento, la pareja no había hecho parte de su vida familiar el asistir a la iglesia

Aunque Dave y Dora aceptaron la mayoría de las doctrinas bíblicas que el pastor compartía con ellos. Dave resintió cuando estudiaron del sábado. Dave estaba convencido de que. si dejaba la granja para asistir a la iglesia, su gran cosecha de sandías -la única fuente de ingresos para el invierno siguiente- se perdería a manos de ladrones o vecinos hambrientos.

Finalmente, los impulsos del Espíritu Santo convencieron a Dave y a Dora de que debían confiar a Dios sus cosechas, y adorar en la iglesia.

El sábado de mañana mientras Dora preparaba para ir a la iglesia Dave se paró con su campo de sandías y entregó sus sandiías al cuidado de Dios mientras su familia estiviera ausente. Y contó las sandías, eran 456.

La familia estuvo sentada durante el cpero Dave no escuchó mucho mensaje del pastor. No podía dejar de preocuparse por sus sandias Tan pronto como terminó el culto Dave reunió a su familia en su carro y se dirigió a la casa. Dora y los ñiñas percibían la preocupación de Dave y silenciosamente.comieron lo que hablan traido de almuerzo en camino a casa. Cuando llegaron a casa Dave le pidió a su hijo que guardara el carro y soltara el caballo mientras él se dirigía al campo de sandias No se veía nigún restro de que alguien hubiera robado alguna. Metódicamente contó sus sandias: 467

El sábado siguiente, la familia se preparó otra vez para ir la iglesia. Una vez más Dave fue a su parcela donde. las sandias, oró pidiendo la protección de Dios y las contó y contó 485. Luego la familia fue al culto. Esta vez escuchó más cuidadosamente el sermón; pero tan pronto como terminó el culto, apuró a la familia para ir a la casa. Otra Dave contó las sandias. Había 493. Dave estaba convencido se arrodilló allí mismo en gratitud a Dios por haber protegido la cosecha y por haberlo convencido de que él protegerla su cosecha mientras estaba con su familia en el culto de adoración ' Después de eso. Dave y su familia asistieron regularmente a la iglesia. Se conoció a Dave por su fidelidad, y por tener las mejores frutas y verduras en la región Aunque con relativamente poca educación formal. Dave enseñó a sus hijos y sus nietos que Dios se encontrará con ellos dondequiera que estén y los guiará a donde él quiera que estén, mientras ellos estén listos para seguirlo.'

DESCRIPCIÓN DE LA TAREA

Al principio de este mundo fuimos creados como mayordomos para administrarlo y ser responsables ante Dios El no les dio a Adán y a Eva el título especifico de mayordomos, pero las responsabilidades y el estatus que les dio definen esa función. La mayordomia del jardín era nuestro trabajo, por así decirlo, en el orden de la Creación establecido por el Creador Para la raza humana, ser mayordomo es innato y tan parte de ADN como el color de los ojos o la altura. Siempre seremos sus mayordomos.

Después de la caída de Adán y Eva. cambiaron muchas cosas. Pero ellos habían de seguir siendo mayordomos. La pregunta era: ¿De quién? ¿De Dios o -luchando torpemente por nuestra cuenta- de Satanás?

Comprender la identidad de un mayordomo es clave en nuestra relación y responsabilidad ante Dios. Desde que entró el pecado. Dios nos ha estado llamando a volver a nuestro cargo y responsabilidad legítimos. Él quiere reintegrarnos como sus mayordomos. Esa no es tarea pequeña, pero es la manera que Dios tiene de enseñarnos quiénes somos, por lo que hacemos. Debemos aprender lo que significa ser mayordomos reintegrados.

Por sobre todo lo demás, ser mayordomo de Dios en un mundo de pecado comienza con aceptar al Redentor. Dios "nos confió el evangelio" (1 Tes. 2:4). para cuidarlo y administrarlo. Cada vocación cristiana es administrar el evangelio. Esta es nuestra responsabilidad más importante y requiere gran dedicación. Algunos tienen que volver a aprender esquemas mentales y descubrir nuevas perspectivas. En un mundo imperfecto. nuestro vivir y predicar el evangelio es el núcleo del corazón y la vida de un mayordomo.


MAYORDOMOS EN LA BIBLIA

En el Antiguo Testamento, un mayordomo es un administrador que conoce al dueño y depende de él. La palabra mayordomo aparece por primera vez en la historia de Eliezer de Damasco, siervo de Abraham (Gén. 15:2). José es llamado mayordomo, o administrador (VM) (Gén. 39:4), como también Arsa, mayordomo del rey Ela (1 Rey. 16:9). Estas referencias no tienen aplicación espiritual directa o implícita. sesillamente definen lo que hace un mayordomo.

El nuevo testamento continúa este concepto del Antiguo Testamento pero añade un aspecto espiritual. A la huimanidad se le han confiado "los misterios de Dios" ( 1Cor,4:1,2)

Los líderes espitituales han recibio la responsabilida de ser "administsradores de Dios" ( Tito 1:7) y son administradores de la multiforme gracia de Dios" ( 1 Ped. 4:10). Esto pone a la mayordomía en un pan más elevado que el de administrar posesiones, aunque no excluye esta tarea.

Como mayordomos uno tiene dos responsabilidades. La primera administrar las posesiones de Dios le da . Si no puedes manejar tus posesiones. "¿quién os confiará lo verdadero?" ( Luc. 16:11; ver Sant. 2:5) La segunda es administrar la riquezas espirituales que vienen de Dios. "La fe y el amor son el otro puro, o las verdderas riquezas que el Testigo Fiel les aconseja a los tibios que compren" 2

IDENTIDAD REINTEGRADA

¿Como es un mayordomo reintegrado?, Como mayordomo reintegrado uno entiende quién es en relación con el Dueño. Uno está "restaurado al cargo de administradar bajo su Dirección. En una orquesta, el segundo violín sigue al primero. En el mundo de los negocios, uno dirige desde el segundo sillón, con el jefe en el primer sillón. El liderazgo del segundo sillón es limitado y siempre está bajo la visión del primer sillón (el del jefe). Y. por supuesto, la relación con el Jefe es la clave de verlo claro "¡La relación correcta es todo!"' Un mayordomo piadoso depende de la relación que ha cultivado con el Dueño (Dan. 6:10).

En cierta ocasión, volviendo a casa de un viaje, sali del área de recuperación del equipaje del aeropuerto y me fui al lugar de espera, donde mi esposa. Jan. me buscaría. Cuando el auto de ella llegó al lugar, abrí la puerta y vi a Mayordomo Jack. nuestro perro Labrador negro, que chillaba con deleite, moviendo la cola tan violentamente que golpeaba el interior del automóvil. Él sabía quién era yo y hubiera estado en mi falda si hubiera habido suficiente lugar para un perro de treinta kilos y un hombre de un metro ochenta en el asiento delantero. Jan y yo somos el mundo de Jack. Viajamos, trabajamos y tenemos amigos, y aunque Jack depende de nosotros él tiene su propia personalidad. Los animales conocen a sus dueños. Pero demasiado a menudo, los humanos, no (Isa. 13). En Cristo, tenemos una identidad restaurada como sus siervos.

POSESIONES TANGIBLES

Los mayordomos reintegrados deben comprender cómo administrar las posesiones tangibles. Somos restaurados a la responsabilidad establecida en el Jardín del Edén. "Dios les concedió a nuestros primeros padres la responsabilidad de sojuzgar la tierra, gobernar el reino animal y cuidar del jardín del Edén (Gén. 1:28; 2:15). Todo esto les pertenecía no solo para que gozaran de ello, sino para que lo administraran"

La mayoría de nosotros no somos granjeros ni estancieros. pero somos administradores de las posesiones de Dios. Las posesiones están mayormente vinculadas con la riqueza y. aunque no hay nada malo inherente a ellas, tienen la capacidad de separar nuestros corazones de Dios. Nos gusta ver, sostener, tocar, comprar, vender, y sentir estos objetos. Su existencia física ofrece seguridad y satisfacción, y por lo tanto les damos nuestra admiración. Podemos sentir que somos dueños de ellas, pero esta es la sabiduría del mundo. Es un pensamiento arrogante, a la luz de las instrucciones de Dios para que administremos nuestras posesiones y no pensemos de ellas que son solamente nuestras (Luc. 12:22). "Asimismo, a todo hombre a quien Dios da bienes y riquezas, le da también facultad para que coma de ellas, tome su parte y goce de su trabajo. Esto es don de Dios" (Ecl. 5:19).

El verdadero valor de nuestras posesiones está basado en la percepción del Dueño de ellas, y tenemos la responsabilidad de administrar lo que él posee. Esto es difícil de practicar, porque Dios es invisible y nuestras posesiones son realmente muy visibles. En realidad, estamos administrando la riqueza de Dios (Sal. 24:1)

Dios nos ha reintegrado para administrar adecuadamente la posesiones tangibles que desarrollaran su carácter en nosotros. Tal desarrollo del carácter vale más que todas la posesiones que tengamos (1Ped. 1:17 ) Sin embargo.Dios no se opone a la riqueza. Abrahn era rico y tenía muichas posesiones y el fue llmado justo (Gen. 15:6 ) "Los bienes del "principe le habían sido confiados.- para que se demostrase fiel mayordomo, tenía que administrar estos bienes para beneficio de los menesterosos. También ahora confía Dios recursos a los hobres así como talentos y oportunidades, a fin de que sean sus agentes para ayudar a los pobres y dolien. El que eplea como Dios quiere los bienes que le han sido confiados llega a ser colaborador con el Salvador. Gana almas para Cristo, porque es representante de su carácter"

POSESIONES INTANGIBLES

Asi como las posesiones tangibles las intangibles deben . administrarse bien. Dios valora muy altamente las posesione, intangibles que nos ha dado. La Biblia es una posesuón tangíble pero ella contiene posesiones espirituales intangibles de Dios (1 Ped. 4:10). Debemos administrar esas riquezas asi como lo haríamos con las tangibles. Estas posesiones alimentan el 1 alma y son usadas en el crecimiento espiritual.

No somos dueños de las posesiones intangibles que Dios nos proporciona. No obstante, podemos tener confianza de que son nuestras. Él nos las dio como una seguridad de la victoria sobre el pecado.

La redención es intangible y. por medio de la fe. nuestra posesión más valiosa. Nos ayuda a mantener en perspectiva nuestra mayordomía de las otras posesiones. Hemos de aferramos del don de la Redención (Rom. 6:23; l Tim. 6:12). En contraste, el materialismo no puede ofrecernos la vida eterna ni tampoco comprenderla. "Solo se puede leer debidamete la enseñanza de la naturaleza a la luz que procede del Calvario. Hagase ver por medio de la historia de Belén y de la Cruz cuan bueno es vencer el mal. y cómo constituye un don de la Redención cada bendición que recibimos".9

La Redención es nuestra porque Jesús pagó el precio extreno En él tenemos redención por su sangre, el perdón de los pecados según las riquezas de su gracia' (Efe. 6:17) "Tenemos" significa que la Redención es nuestra: no es prestada ni arrendada, sino que es nuestra hoy. Por eso el -yelmo de la salvación" (Efe. 6:17) y toda la armadura de Díos son tan vitales para proteger nuestra posesión de la redención. "Él guarda lo que ha redimido; la Redención está entre nuestras posesiones. Él nos la ha dado, y él la conserva para nosotros".

"Tenemos" (Heb. 6:19) una esperanza que es un ancla. "Hemos recibido" al Espíritu (1 Cor. 2:12) para que podamos entender lo que Dios nos ha dado. Somos responsables por nuestras acciones (Núm. 32:23). Antes de aceptar a Cristo, no teníamos estas posesiones, pero Dios nos las ha confiado ahora.

TRANSFORMACIÓN

Pasamos por una transformación, y vemos los resultados. Cristo dio instrucciones a sus mayordomos para que fueran e hicieran discípulos. Sus discípulos han de seguir y aprender. Sus mayordomos han de administrar una vida recta.

Uno podría preguntarse: ¿Eres un discípulo o un mayordomo? "Muéstrame un mayordomo y te mostraré un discípulo. Muéstrame un discípulo y no estoy seguro de que siempre encontraré un mayordomo. El discipulado y la mayordomía no siempre son términos sinónimos".8 Aunque los términos se superponen un tanto, son diferentes. Solo los mayordomos de Dios son administradores de la gracia confiada a ellos.

Cristo ha revelado a sus mayordomos todo lo que él pudo acerca de cómo es él. Debemos tomar todo lo que él nos ha mostrado y manejar nuestra vida bien, mientras crecemos en él. irreprochables (Tito 1:7) "como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios" (1 Ped. 4:10).

Los cristianos no siempre han sido buenos mayordomos del mensaje de salvación en Cristo. Persecuciones religiosas, injusticias y guerras se han emprendido en su nombre. N0 debemos participar de ese espíritu. Cuando entendamos correctamente nuestra responsabilidad, la practicaremos en el presente, y pasaremos la eternidad estudiando ese misterio de amor.


'Adaptado de Barry Oliver. "Faith in the Watermelon Patch". en Ordinary People -Faithful God. Nathan Brown. ed. (Warburton. Australia: Signs Pu-blishing Company, 2007). 'White. Testimonios para la iglesia, t. a. p. 9l

'Mike Bonera y Roger Patterson. Leading from the Second Chair (San Francisco: Josey-Bass. 2005). p. 34.

'Asociación Ministerial de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día. Creencias de los adventistas del séptimo día (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana. 2007). pp. 303.304.

White. El Deseado de todas las gentes (Mountain View. CA: Publicaciones Interamencanas. 1955). p. 480. •White. La educación, p. 101.

' Francis William Bourdillon. Our Possessions: A Short and Simple View of Some of Those Good Things Which Are the Present Portion of the Believer (Londres: J. Nisbet.1904). p. 15.

• Patrick G. McLaughlin. Haggai & Friends(printed by the autor. 2010). p. 20.





44