Mammón es un término utilizado en el Nuevo Testamento para describir la abundancia o avaricia material. Aparece tal cual en la traducción de la Biblia en español Reina Valera (1969).

Etimología

Mammon es una palabra aramea que significa «riqueza», pero su etimología es confusa; los eruditos han sugerido conexiones con el verbo «confiar» o un significado de la palabra «confiado», o con la palabra hebrea ‘matmon’, que significa «tesoro». También se utiliza en hebreo con el significado de «dinero» (ממון). La transcripción griega para mammon es μαμωνάς (mamonás), y puede encontrarse en el Sermón de la montaña (durante el discurso sobre la ostentación) y en la parábola del administrador injusto.[1]​ Otros eruditos sugieren que mammon procede del término fenicio mommon («beneficio» o «utilidad»).[cita requerida]