Comenzó así uno de los cinco grandes discursos que Mateo registra en su Evangelio. Este se conoce con el nombre de El Sermón del Monte; y el monte, que nombre no tenía, llegó a ser conocido como el Monte de las Bienaventuranzas. Los cinco discursos contienen las instrucciones de Jesús relacionadas con el Reino y la misión de los discípulos.

  1. El primero explica el carácter de los ciudadanos del Reino (Mat. 5-7).
  2. El segundo contiene las instrucciones de Jesús relacionadas con la misión de los discípulos (Mat. 10).
  3. El tercero es una colección de parábolas con varias enseñanzas (Mat. 13).
  4. El cuarto responde a la pregunta de los discípulos sobre quién es el más importante en el Reino de los cielos (Mat. 18).
  5. Y el último contiene las señales del fin del mundo y el comienzo del Reino de los cielos (Mat. 24, 25).

Mateo ordena su testimonio acerca de Jesús Rey en una secuencia de relatos y discursos. Cada nueva serie de relatos culmina con un discurso, y el Sermón del Monte es la culminación de los relatos que van desde la genealogía del Rey hasta la ordenación de sus discípulos.