Lección 13 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

Texto clave: Hebreos 10:19-25

 

Enseña a tu clase a:

  1. Saber reconocer la Fuente de nuestra confianza, Cristo, nuestro Sumo Sacerdote, quien murió por nosotros, y vive para ayudarnos a servir a Dios y a otros.
  2. Sentir y apreciar el cuidado de Dios por nosotros al animar a sus seguidores a responder positivamente a sus exhortaciones.
  3. Hacer: Cultivar amor hacia los pecadores como lo hizo Dios, y animarlos a seguir adelante sin importar los obstáculos.


Bosquejo de la lección:

  1. Saber: Nuestra única confianza
    1. ¿Por qué nuestra confianza no está edificada sobre nuestras realizacio­nes y logros sino solo en la obra de Dios por nosotros?
    2. ¿Por qué los cristianos necesitan cultivar la fe, la esperanza y el amor?
  2. Sentir: Dios exhorta a su pueblo
    1. Dios te anima a seguirlo. ¿Qué dice eso acerca de su cuidado por su pueblo?
    2. ¿Cómo puedes acercarte a Dios cuando él está siempre con su pueblo, y desea restaurar una relación genuina con nosotros?
  3. Hacer: Animar a otros
    1. ¿Cómo puedes ayudar a las personas a experimentar una relación con Dios y a crecer en ella?
    2. ¿Cómo puedes animar a un amigo, a un miembro de iglesia, o a un ex miembro a adorar a Dios asistiendo regularmente a la iglesia?

Resumen: Nuestra fe en Dios se muestra por nuestro interés en los demás. Cuando animas al débil, fortaleces tu propia relación con Dios. Nos necesita­mos unos a otros, y necesitamos andar juntos a la Nueva Jerusalén.


Ciclo de aprendizaje


Pasaje destacado: Hebreos 4:14-16; 6:19, 20; 10:19-25.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Dios es el gran Ani­mador, y él quiere que obtengamos la experiencia del Santuario positiva y de­finitiva. Podemos tener una confianza osada para entrar al Santuario celestial y tener acceso seguro a Dios por medio de Jesucristo, nuestro Sumo Sacer­dote. Desde allí él bendice a su pueblo, nos da plena certeza de fe, fortalece nuestra esperanza y profundiza nuestro amor, de modo que podamos crecer espiritualmente y estar listos para el Día del Juicio.

{ 1: ¡Motiva! }

  1. Solo para los maestros: Esta lección debe ayudar a las personas a saber cuán importante es nunca desistir, animarnos unos a otros y estar en estrecho compañerismo unos con otros. Dependemos unos de otros y necesita­mos estar en contacto, porque ellos nos necesitan. Dios nos anima a nosotros, y podemos animar a otros.

Diálogo inicial:


¿Recuerdas cuando estuviste desanimado, y alguien te animó? ¿Cuáles fueron tus sentimientos, y qué es lo que más te ayudó en esa situación? ¿Fuiste animado por una sonrisa, un abrazo, ayuda financiera, un canto, un sermón, una oración o una palabra?


{ 2: ¡Explora! }

  1. Solo para los maestros: El tema principal de la Epístola a los Hebreos es que Jesús es superior, mejor y más elevado que ningún otro. Esta superioridad de Cristo deber guiar a sus seguidores a un nuevo estilo de vida, de modo que él siempre tenga la prioridad en ellos.

Comentario de la Biblia


Considera cómo el autor de Hebreos usa la expresión ta hágia. ¿Qué significa este término? La versión RVR60, la NVI y otras lo traducen como "el Lugar Santísimo". ¿Es correcta esta traducción? Hay consenso, entre los eruditos, de que el libro de Hebreos depende mucho de la Septuaginta (LXX, es una antigua traducción griega del Antiguo Testamento, de los siglos III y II a.C.). Por lo tanto, es importante estudiar la Epístola a los Hebreos en conexión con la Septuaginta.

La expresión ta hágia se usa en la LXX 109 veces, y nunca describe el Lugar Santísimo solo. Este término se emplea para el Santuario como un todo (106 veces), y 3 veces indica el Lugar Santo (1 Rey. 8:8; 2 Crón. 5:9, 11). Así,

Hebreos 9:11 y 12 dice que Jesús entró al Santuario: "por su propia sangre entró una vez para siempre... habiendo obtenido eterna redención". Por esto, "mediante la sangre de Jesús, tenemos plena libertad para entrar en el Lugar Santísimo [...]. Acerquémonos, pues, a Dios con corazón sincero y con la plena seguridad que da la fe" (Heb 10:19-22, NVI).


I. Entra al Santuario y acércate al Trono de la gracia con confianza
(Repasa, con tu clase, Heb. 414-16.)

Podemos entrar confiadamente, y con la certidumbre que da la fe, al San­tuario celestial, porque tenemos un gran Sumo Sacerdote e Intercesor, quien ha ido antes que nosotros. Él comprende nuestras debilidades, tentaciones, problemas, pruebas y dificultades, porque él pasó por experiencias similares mientras vivió en la Tierra. Él simpatiza con nosotros y nos ayuda en las luchas de la vida. Por esto, en Hebreos se nos anima: "Así que acerquémonos con­fiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitamos" (4:16, NVI).


Preguntas para dialogar:

    1. ¿De qué manera nuestra confianza está conectada con reclamar sus promesas? Apoya tu respuesta con evidencia bíblica.
    2. ¿Cómo puedes crecer en amor? Sé práctico. ¿Cómo vinculas tus respues­tas con lo que dice Pablo que es el verdadero amor, en 1 Corintios 13:4 al 10?

     

No dejando de congregarnos(Repasa, con tu clase, Heb. 10:24, 25.)


Hebreos subraya el compañerismo de los creyentes (10:24, 25; 12:22-24), que es el resultado de una nueva realidad lograda por Cristo. Los cristianos necesitan esta comunidad para mantenerse en foco, y no deberían abandonar este compañerismo (10:25). El sentido de pertenencia a Cristo y los unos a los otros forma una familia de hermanos (10:19; ver Juan 1:12; 1 Cor. 12; 1 Juan 3:1). Este vínculo debe ser fuerte entre los creyentes. El amor de Cristo es lo que atrae y une a sus seguidores (2 Cor. 5:14).


Preguntas para dialogar:

  1. ¿Qué razón se da en Hebreos para no abandonar la congregación?
  2. ¿Por qué debemos edificar una comunidad de fe, y no vivir en forma individualista e independiente? ¿Por qué nos necesitamos unos a otros?

¡Nunca desistan! ¡Perseveren en hacer la voluntad de Dios! (Repasa, con tu clase, Heb. 10:35, 36.)


Dios está por nosotros; lo vemos en la obra del Espíritu Santo. Hay siete referencias al Espíritu Santo en Hebreos (Heb. 2:4; 3:7; 6:4; 9:8, 14; 10:15, 29), lo que afirma cómo el Espíritu Santo confirma la palabra dicha por Jesús. El Espíritu Santo es la Fuente de la inspiración de las Escrituras y habla por medio de ellas (3:7, 9; 9:8; 10:15). Por el Espíritu, la Palabra escrita sigue siendo actual y contemporánea: "Por lo cual, como dice el Espíritu Santo" (3:7). Estas palabras son "vivas" (Heb. 4:12). El Espíritu Santo interpreta las Escrituras para hoy y nos capacita para caminar en el Nuevo Pacto (Jer. 51:31-33; Eze. 36:24-28).
La frase "el Espíritu de gracia" (Heb. 10:29) dirige la atención al poder y la presencia de Dios en nuestra vida. La obra del Espíritu es una expresión de gracia divina. Insultar al Espíritu de gracia significa insultar a todo lo que viene de Dios. Dar la bienvenida al Espíritu de gracia significa abrir el camino, por medio del Espíritu, al "trono de la gracia" donde la gracia (disponible por medio de nuestro gran Sumo Sacerdote) está anclada, ofrecida y asegurada. Aquí, la obra transformadora en relación con la experiencia del Nuevo Pacto se realiza en el corazón (10:15). Ser participantes del Espíritu Santo significa ser participantes de Cristo.
El autor de Hebreos apela: "Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido" (10:36, NVI). La perseverancia (paciencia) es importante; es una de las características del pueblo de Dios antes de la segunda venida de Cristo (Apoc. 14:12; ver también la experiencia de Moisés, Heb. 11:27; y la apelación de Santiago en 5:7 al 12).
Hay muchas exhortaciones y apelaciones que hace Dios en el libro de Hebreos: Pueden resumirse en la apelación que hace Dios: "Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones" (4:7). El llamado de Dios es un llamado del Espíritu Santo (3:7), y demanda una dedicación total a Dios. Cuando nos damos cuenta de que algo necesita cambiarse y ponerse en armonía con él, debemos responder de inmediato a su llamado.


Preguntas para dialogar:

  1. Hebreos afirma que debemos animarnos unos a otros "tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca" (Heb. 10:25). ¿Qué clase de día es ese: el Día del Juicio/Expiación, o es el día de la segunda venida de Jesús? Explica tu respuesta.
  2. ¿Cómo podemos esperar sin dudar? ¿Qué significa "mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza" (10:23)?
  3. ¿Cómo pueden los creyentes en Cristo insultar al "Espíritu de gracia" (Heb. 10:29)?

{ 3: ¡Aplica! }
• Solo para los maestros: Ayuda a tus alumnos a comprender el ver­dadero valor de la oración. ¿Qué significa ir a Dios con osada certeza y confianza valerosa a fin de "alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro" (Heb. 4:16)?
Preguntas para dialogar:

  1. ¿Qué significa que los creyentes pueden acercarse libremente a Dios? ¿Está Dios tan lejos de nosotros que necesitamos acercarnos a él?
  2. Jesucristo entró al Santuario celestial a fin de hacer su obra mediadora e intercesora a favor de sus seguidores. ¿Cómo, y para qué, podemos obtener ayuda de nuestro Intercesor?
  3. Dialoguen en la clase sobre cómo hacer que la vida de la congregación sea atrayente para los jóvenes, los feligreses y los amigos.
  4. ¿Cómo puedes expresar tu amor y sentimientos cristianos genuinos a otros? ¿Cómo puedes amar "demasiado" a alguien?

Actividad: Analiza en la clase la diferencia entre la crítica destructiva y la constructiva. ¿Cuál es el verdadero estímulo? ¿Cómo puedes evitar ser criti­cón o rebajar a la gente al ayudarla a crecer en la vida?


{ 4: ¡Crea! }
• Solo para los maestros: Practica de una manera concreta qué decir y cómo animar a las personas que están chasqueadas, heridas o espiritualmente débiles. ¿Cómo puedes motivar a la gente a adorar con regularidad, ser parte de la comunidad de fe y estudiar la Palabra de Dios?


Actividad:

  1. El resumen de la Epístola a los Hebreos es sencillo: "No abandonen a Jesús. Él trajo toda una nueva dimensión a tu vida, abrió el cielo para ti, y trajo la realidad hacia la que todo el Antiguo Testamento apuntaba". ¿Cómo puedes recordar la obra de Jesús por la humanidad, y mantenerla fresca en tu mente a fin de experimentarla?
  2. Analicen en grupos de dos el significado de la entrada de Jesús "dentro del velo" (Heb. 6:19, 20; 10:19, 20), y luego evalúen sus argumentos. Pregún­tales: El Día de la Expiación, o la inauguración del Santuario celestial, ¿significa entrar "dentro del velo"? Hay evidencias concluyentes que hablan a favor del concepto de que entrar dentro del velo se refiere a la inauguración.
  3. A fin de comprender y analizar las razones para la inauguración del San­tuario celestial y el rol de Jesús en él, como se entiende en Hebreos, ver los artículos de Richard M. Davidson, "Christ Entry 'Within the Veil', in Hebrews 6:19-20: The Old Testament Background", e "Inaguration or Day of Atonement? A Response to Norman Young's Old Testament Background to Hebrews 6:19­20 Revisited' ", publicados en Andrews University Seminary Studies 39, n° 2 (2001 ):175-190, y 40 n° 1 (2002):69-88. Estos artículos los encontrará en el sitio web: http://www.atsjats.org/publication.php?journal=1