Lección 11 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

Texto clave: Colosenses 3:1, 2
1 SI, PUES, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Enseña a tu clase a:


Bosquejo de la lección:

A Saber: Mentes transformadas

  1. ¿Qué consejo da el Nuevo Testamento acerca de preservar nuestra mente de las influencias no bíblicas y no cristianas de este mundo?
  2. Lee Filipenses 2:5 con respecto a la declaración de Pablo sobre la men­te de Cristo. ¿Qué quiere decir Pablo aquí? ¿Qué cosas positivas pode­mos hacer para relejar mejor la mente de Cristo?
  3. ¿De qué maneras nuestros pensamientos impactan en cada área de nuestra vida, incluyendo nuestros hábitos al mirar, nuestras prácticas de salud y nuestra vestimenta? ¿Qué responsabilidad tenemos por nuestra influencia sobre otros?

B. Sentir: Sentimientos transformados

  1. ¿Nuestros pensamientos y sentimientos gobiernan nuestras eleccio­nes o nuestras elecciones gobiernan nuestros pensamientos y senti­mientos? Analicen esto. ¿Debería haber una diferencia entre la forma en la que un cristiano comprometido y uno no comprometido responde a esta pregunta? Explica.
  2. ¿Qué principio básico debe gobernar los sentimientos de un cristiano comprometido?
  3. ¿Qué podemos hacer para manejar fuertes deseos de complacernos con prácticas de un estilo de vida en las áreas de diversiones, placer, salud y vestimenta que son incompatibles con la voluntad revelada de Dios?

C . Hacer: Acciones transformadas

  1. ¿De qué maneras puede aplicarse en forma práctica la lección de esta semana en nuestra vida? ¿Te está llamando Cristo a hacer algún cambio específico en tu vida? Si es así, ¿qué pasos darás para responder a la voz del Espíritu Santo?
  2. ¿Dónde comienzan todos los cambios? ¿Qué papel tienen la oración, el estudio de la Biblia y el Espíritu Santo en los cambios que reformarán nuestros hábitos de vida?
  3. ¿Cuál es nuestro motivo al elegir permitir que el Espíritu Santo reforme nuestros caracteres?

Resumen: Los cambios ocurren cuando elegimos permitir al Espíritu San­to que transforme nuestros pensamientos. Los pensamientos transformados conducen a acciones transformadas. Nuestros sentimientos no son una guía segura. Nuestras elecciones al ceder a las convicciones del Espíritu Santo a pesar de nuestras emociones, y recibir el poder del Cielo para cambiar, son el sendero para tener caracteres transformados.


Ciclo de aprendizaje

Pasaje destacado: Romanos 12:2
Concepto clave para el crecimiento espiritual: Al someter nuestras mentes a la influencia del Espíritu Santo, él transformará nuestro pensamiento y nuestras acciones. Relejar la luz del amor de Cristo a un mundo sumido en placeres y aprisionado en las garras de sus propios hábitos complacientes comienza con pensamientos transformados.


{ 1: ¡Motiva! }

• Solo para los maestros: Comparte la historia del himno "Sed puros y santos" (Himnario adventista [2009], n° 375) con tu clase, para estimular la reflexión acerca de la necesidad de tomar tiempo para estar en la presencia de Dios y de llenar la mente con pensamientos divinos, celestiales.

William Dunn Longstaff era un hombre de negocios cristiano que vivía en Inglaterra en la última parte del siglo XIX. Tenía mucho éxito en sus negocios, y sostenía fielmente a su iglesia local. También hacía donaciones a William Booth, del Ejército de Salvación, así como a los esfuerzos evangelizadores de Dwight Moody. Un día, mientras en la iglesia escuchaba a un misionero de China predicar sobre 1 Pedro 1:16: "Sed santos, porque yo soy santo", algo conmovió profundamente su alma. Sintió que Dios lo estaba guiando a una experiencia espiritual más rica y plena. Reconoció que el cambio -el crecimiento en la gracia- viene a quienes pasan tiempo con Jesús y eligen permitirle que transforme su pensamiento. Así que, esa tarde de 1882, se fue a casa y escribió el himno tan familiar, que cantamos a menudo: "Sed puros y santos", Himnario adventista, n° 375 [la traducción literal del título en inglés es: "Tómate el tiempo para ser santo". N. del T.]. Este himno es el clamor del corazón de muchos hombres de negocios cristianos que anhelan permitir que Dios dé forma a su pensamiento al pasar tiempo en su presencia.
Lean juntos las estrofas de este himno, y reflexionen sobre su aplicación a nuestra propia vida.
Analiza con la clase: ¿Qué frase del himno habla especialmente a tu corazón? ¿Qué te impresiona más de él?


{ 2: ¡Explora! }

Comentario de la Biblia

I. Conformados o transformados
(Repasa, con tu clase, Rom. 12:2.)

Cada uno de nosotros, cada día, está siendo conformado por el molde de este mundo o está siendo transformado a la imagen de Cristo. El apóstol Pablo lo afirma claramente en Romanos 12:2: "No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente" (NVI). La Biblia de Jerusalén traduce este versículo: "No os acomodéis al mundo presente, antes bien transformaos mediante la renovación de vuestra mente".
Lo opuesto a ser conformado, modelado o amoldado a este mundo es ser transformado a la imagen de Cristo por la renovación de nuestra mente. La palabra griega para "transformaos" es metamorfóo, de la cual proviene "metamorfosis". Se usa para describir el ciclo de vida de una mariposa a partir de una oruga y luego una crisálida, para luego experimentar una vida nueva. La Biblia usa metamorfóo para describir la transformación que ocurre en la vida del creyente gracias al poder del Espíritu Santo (2 Cor. 3:18). Jesús habló a Nicodemo acerca del nuevo nacimiento: una nueva manera de pensar y vivir (Juan 3:1-21). Esta transformación del pensamiento siempre conduce a una transformación de las acciones. Pablo lo llama "el lavamiento de la regeneración y [...] la renovación en el Espíritu Santo" (Tito 3:5). Él habla del hombre interior, o nuestros esquemas de pensamiento, que son renovados día tras día (2 Cor. 4:16).
Considera: Lo que ponemos en nuestra mente determinará si seremos con­formados o transformados, si nuestros pensamientos serán modelados según la voluntad de Cristo o si serán puestos en el molde de este mundo. ¿Cuál es la definición bíblica de una vida transformada, y cómo ocurre eso? ¿Por qué, entonces, la renovación debe ocurrir diariamente? ¿Qué sucede con nuestros esquemas de pensamiento si no lo hace?

II. Dos mentes
(Repasa, con la clase, Fil. 2:5; Rom. 8:5; Col. 3:1, 2.)

El apóstol Pablo nos amonesta: "Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús" (Fil. 2:5). La palabra "haya" significa "permitir", o "dejar". Un comentario hace una observación interesante con respecto a este pasaje. Lo traduce así: "Mente [...] las cosas que el Señor Jesús tuvo en mente" y luego añade que Pablo nos anima a "amar lo que [Jesús] amaba [...] odiar lo que él odiaba; los pensamientos, deseos y motivos del cristiano deberían ser los pensamientos, deseos y motivos que llenaban el sagrado corazón de Jesucristo nuestro Señor. Debemos procurar imitarlo, reproducir su imagen, no solo en lo exterior, sino aun en la vida interior" (The Pulpit Commentary, t. 20, p. 59).
La Epístola a los Romanos continúa este tema con las expresiones "la carne" y "el Espíritu". En Romanos 8:5, Pablo insta a los cristianos romanos a "ocu­parse" de las cosas del Espíritu, no de las cosas de la carne. Esto es similar al consejo a la iglesia en Colosas cuando amonesta a los cristianos a que pongan "la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra" (Col. 3:2). El tema central aquí es triple: dónde ponemos nuestra mira o mente, cuál es la tendencia de nuestros pensamientos y en qué nos detenemos a pensar.
Considera: Llegaremos a ser semejantes a lo que llena nuestra mente. Si queremos tener pensamientos espirituales, como los de Cristo, entonces lle­nar nuestras mentes con material espiritual, semejante a Cristo, es críticamen­te importante. ¿Qué quiere decir el apóstol Pablo cuando insta a los cristianos romanos a poner la mente en las cosas de arriba?

III. Preparación para su retorno
(Repasa, con tu clase, 1 Tes. 5:23.)

La Biblia no deja afuera ningún aspecto de nuestra vida, a la luz de la prepa­ración para el retorno del Señor. La apelación final de Pablo a los tesalonicenses es: "Y el mismo Dios de paz os santifique por completo" (1 Tes. 5:23). La palabra griega para "por completo" es holotelés, que significa "completo en todos los aspectos". Cristo anhela transformar toda nuestra manera de pensar, hábitos y prácticas del estilo de vida, y no debemos retener nada. La actitud o práctica pecaminosa que conscientemente retenemos gradualmente erosionará nuestra espiritualidad. El pecado acariciado socava la fe.
Considera: Un viajero que entraba en una carretera llena de barro en Alaska, hace algún tiempo, informó que vio este cartel: "Considera con mucho cuida­do el camino en que conducirás, pues estarás en él las siguientes 500 millas (800 kilómetros)". ¿Cómo se relaciona esto con los hábitos de nuestro estilo de vida como cristianos?


{ 3: ¡Aplica! }

Solo para los maestros: Comparte un testimonio personal de alguna ocasión en la que el Espíritu Santo te convenció de entregar alguna área de vida a Jesús. Si fue difícil para ti renunciar a esa actitud o hábito, comparte brevemente con la clase tu lucha. ¿De qué modo Dios te dio la victoria en esa área de tu vida?

Preguntas para reflexionar:

  1. Pide al Espíritu Santo que traiga a tu mente cualquier hábito o práctica de tu vida que no estás dispuesto a rendir completamente a Jesús.
  2. ¿Por qué es una lucha rendir algunas de nuestras actitudes o hábitos acariciados?

Preguntas de aplicación:

1 .Si el Espíritu Santo te ha impresionado con algo específico, ¿por qué no entregar eso a él ahora mismo?


{ 4: ¡Crea! }

  1. Solo para los maestros: La meta de Dios para nuestra vida es que personalmente experimentemos el gozo de conocerlo y regocijarnos en la maravilla de su gracia transformadora, de modo que podamos ser "luces" en un mundo de oscuridad moral.

Lean Filipenses 2:14 al 17 en voz alta de a dos o tres. ¿Qué consejos prácticos da el apóstol a los Filipenses, y también a nosotros hoy, acerca de las formas en que podemos resplandecer "como luminares" en un mundo de oscuridad? ¿Qué quiere decir el apóstol con que hemos de "hacer todo sin murmuraciones y contiendas"? (vers. 14). ¿Cómo podemos estar "asidos de la palabra de vida"? (vers. 16). ¿Qué significa esto?
¿Qué quiere decir Pablo cuando habla a la iglesia acerca de ser "derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe"? (vers. 17).
¿De qué forma cada una de las respuestas que dieron a las preguntas de arriba impactan en las elecciones que hacen en cada área de su vida cada día?


Le