Notas de Elena G. de White

Lección 1

 

Sábado 27 de diciembre

Así como sucedió con nuestro Salvador, estamos en este mundo para servir a Dios. Estamos aquí para asemejarnos a Dios en carácter, y manifestarle al mundo por medio de una vida de servicio. Para ser colaboradores con Dios, a fin de asemejarnos a él y revelar su carácter, debemos conocerle tal como es, tal como él mismo se revela.
El conocimiento de Dios es el fundamento de toda verdadera educación y de todo servicio verdadero. Es la única salvaguardia contra la tentación. Es también lo único que puede hacernos semejantes a Dios en carácter. Tal es el conocimiento que necesitan cuantos trabajan por el levantamiento de sus semejantes. La transformación del carácter, la pureza de vida, la eficacia en el servicio, la adhesión a los principios verdaderos, todo esto depende del verdadero conocimiento de Dios. Este conocimiento es la preparación esencial para esta vida y para la venidera.
Es la base de nuestra salvación
"El conocimiento del Santísimo es la inteligencia." (Proverbios 9: 10, V.M.)
Mediante el conocimiento de él nos son dadas "todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad." (2 S. Pedro 1:3.)
"Esta empero es la vida eterna -dijo Jesús:- que te conozcan el solo Dios verdadero, y a Jesucristo, al cual has enviado." (S. Juan 17:3.) 319
"Así dijo Jehová:

No se alabe el sabio en su sabiduría,

ni en su valentía se alabe el valiente,

ni el rico se alabe en sus riquezas.

Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar:

en entenderme y conocerme,

que yo soy Jehová, que hago misericordia,

juicio, y justicia en la tierra:

porque estas cosas quiero, dice Jehová." (Jeremías 9:23,24.)
Necesitamos estudiar las revelaciones que de sí mismo nos dio Dios.
"Amístate ahora con él,

y tendrás paz;

y por ello te vendrá bien.

Toma ahora la ley de su boca,

y pon sus palabras en tu corazón....

Y el Todopoderoso será tu defensa....

Porque entonces te deleitarás en el Omnipotente,

y alzarás a Dios tu rostro.

Orarás a él,

y él te oirá;

y tú pagarás tus votos.

Determinarás asimismo una cosa,

y serte ha firme;

y sobre tus caminos resplandecerá luz.

Cuando fueren abatidos, dirás tú:

Ensalzamiento habrá:

y Dios salvará al humilde de ojos." (Job 22:21-29.)
"Porque las cosas invisibles de él, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas." (Romanos 1:20.)

 

Domingo 28 de diciembre


Lunes 29 de diciembre

 

Martes 30 de diciembre

 

Miércoles 31 de diciembre

 


Jueves 1 de enero