Corresponde al estudio de los meses de octubre, noviembre y diciembre 2018

 


 




LECCIONES
I Trimestre 2013


LECCIONES
II Trimestre 2013

  1. Adulterio espiritual (Oseas)
  2. Amor y juicio: el dilema de Dios (Oseas)
  3. Un Dios santo y justo (Joel)
  4. Señor de todas las naciones (Amós)
  5. Buscad a Jehová, y vivid! (Amós
  6. Ansioso por perdonar (Jonás)
  7. El pueblo especial de Dios (Miqueas)
  8. Confiar en la bondad de Dios (Habacuc)
  9. El Día de Jehová (Sofonías)
  10. ¡Las primeras cosas primero! (Hageo)
  11. Visiones de esperanza (Zacarías)
  12. El mejor don del Cielo (Zacarías)
  13. ¡Para que no olvidemos! (Malaquías)

 

NUESTRA UNIDAD EN CRISTO

La iglesia es la familia de Dios en la Tierra: sus miembros sirven, estudian y adoran juntos. Al mirar a Jesús como su líder y redentor, la iglesia es llamada a llevar las buenas nuevas de la salvación a todos.

El propósito de esta guía de estudio de la Biblia es brindar instrucción bíblica sobre el tema de la unidad cristiana para los adventistas del séptimo día, quienes hoy y siempre vemos amenazada esa unidad; y ese desafío nos acompañará hasta el final de los tiempos.

Sin embargo, en las Escrituras encontramos diversas revelaciones e instrucciones sobre cómo vivir el don divino de la unidad en Cristo. Esas revelaciones, esas instrucciones sobre cómo vivir y expresar en nuestra iglesia la unidad que nos ha sido dada, son el eje central de este trimestre.


Denis Fortin es profesor de Teología en el Seminario Teológico Adventista del Séptimo Día de la Universidad Andrews, Berrien Springs, Míchigan, EE.UU. Desde que se sumó al cuerpo docente del Seminario Teológico en 1994, Fortin ha sido también director del programa de Maestría en Divinidad (1999-2001), decano adjunto (2000-2004), director del Departamento de Teología y de Filosofía Cristiana (2006), y decano hasta hace poco (2006-2013).

 

INVITACIÓN A LEER LA BIBLIA CADA DÍA

 

La Biblia es la voz de Dios hablándonos tan ciertamente como si pudiéramos oírlo con nuestros oídos. La palabra del Dios viviente no está sólo escrita, sino que es hablada. ¿Recibimos la Biblia como el oráculo de Dios? Si nos diésemos cuenta de la importancia de esta Palabra, ¡con qué respeto la abriríamos, y con qué fervor escudriñaríamos sus preceptos! La lectura y la contemplación de las Escrituras serían consideradas Como una audiencia con el Altísimo.

Sólo un Clic en "Año Bíblico" y tendrá el texto para oir/leer cada día, dentro del estudio diario


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pertenece a la Corporación Iglesia Adventista del Séptimo Día.
Porvenir 72 : Santiago : Santiago Centro : Chile
Fono: (56-2) 816 4600 : Fax: (56-2) 222 0306
Email Directo: amch@adventistas.cl

Copyright © Asociación Metropolitana de Chile
- Todos los derechos reservados -